Tener sarpullido

Tener tos

Estornudar

Tener fiebre

Tener dolor de garganta

Tener escalofríos

Tener dolor de estómago

Tener dificultad para respirar

Tener vómitos

Tener diarrea